MUESTRA SYFY 2018 (I): UN PLIEGUE EN EL TIEMPO ;

Una monstruosidad

Es difícil entender cómo y por qué Disney se ha gastado 100 millones de dólares en crear una monstruosidad tal como Un pliegue en el tiempo. Más incomprensible aún es que esta película esté dirigida por una hasta ahora respetable Ava DuVernay, y protagonizada por la todopoderosa Oprah Winfrey. Pero, sea de quien sea la culpa, gracias. Joder, lo que nos hemos reído.

Basada en la novela de Madeleine L’Engle de 1962 (que según Wikipedia fue rechazada por 26 editores antes de su publicación), Un pliegue en el tiempo relata una historia sin sentido en la que un científico (Chris Pine) viaja a otra dimensión “teseractuando” (nada que ver con Marvel) gracias a sus sentimientos y a una frecuencia mental. O algo así, yo que sé. El caso es que queda atrapado por una fuerza maligna que se expande por el universo provocando que en el colegio se rían de ti o que te pegue tu padre. Y 4 años después, a los hijos de este científico se le aparecen tres súper guerreras / hadas madrina (Oprah, Reese Witherspoon y Mindy Kaling) que intentan ayudar a estos niños repelentes y sabelotodo a recuperar a su padre.

Todo ello con un guion casi inexistente, que vaga entre la incomprensión y la vergüenza ajena, unos efectos especiales de salvapantallas del Windows 98 (lo he leído por ahí en alguna crítica. Lo grité yo en la proyección!), decorados de Matrix a lo Art Attack y un maquillaje que convierte a Oprah en una mezcla entre Carmen de Mairena y Goku.

La mejor-peor película que se haya podido ver en la Muestra (y en cines en general) en mucho tiempo. Cachondeo extremo en la sala mandanguer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.