EL VACÍO ***;

El Vacío - póster

Stranger Things para adultos

Que El Vacío, la nueva película de Steven Gillespie y Steven Kostanski, se haya estrenado en salas en España se puede considerar poco menos que un milagro. Y más teniendo en cuenta que sus anteriores trabajos, aunque inferiores, no difieren mucho en la forma y dudo que hayan llegado ni siquiera al mercado doméstico de nuestro país (hablamos de Manborg y Father’s Day, ambas de 2011).

El Vacío rescata el mejor horror cósmico de Lovecraft con una historia en la que se mezclan sectas, criaturas infernales y rituales interdimensionales. Una serie de catastróficas desdichas lleva a un grupo de personas a quedar encerrados en un hospital. Fuera, una horda de gente violenta disfrazada como de Minions en Semana Santa. Dentro, monstruos tentaculares que, además de recordarnos a las deidades ancestrales del escritor de Providence, parecen salidos de La cosa de Carpenter. A partir de ahí la cosa deriva en un sangriento descenso a los infiernos, con criaturas asquerosamente diseñadas (y lo digo en el mejor de los sentidos) al más puro estilo Clive Barker, muertes a tutiplén y un tufillo tremendo al Más Allá de Fulci, para bien y para mal.

Las visiones de cada personaje están un poco de relleno, aportan poco y desvían la trama del festín de maquillaje y fx artesanales, y su final deja bastante que desear. Aun así, como decíamos antes, estamos ante un milagro tenebroso que no hay que desaprovechar en pantalla grande.

Fran Chico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.