A GHOST STORY ***

It’s all about time

A ghost story viene creando hype desde su paso por Sundance. Tanto el póster como las primeras imágenes, con ese fantasma cubierto con una sábana a medio camino entre el clasicismo y el cutrerío, han funcionado como inmejorable reclamo. Dirigida por David Lowery y protagonizada por Rooney Mara y el fantasma de un Casey Affleck que debió pisar poco el rodaje, nos cuenta la historia de un espíritu que vuelve a casa, tras fallecer en accidente de tráfico, para contemplar impotente cómo la vida sigue adelante sin él. Una maravillosa fábula sobre la pérdida, el tiempo y el dolor.

Casi sin diálogos, las imágenes hablan por sí solas. El problema es que esas imágenes son, a menudo, planos interminables, jugando con una línea temporal en la que los segundos son eternos y los siglos pasan en instantes, aunque a veces tengamos una fuerte sensación de estar ante un corto hábilmente inflado en largometraje. Es un viaje denso y arriesgado, pero si tienes paciencia merece la pena.

Fran Chico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.