#SITGES50 DÍA 3: CINE DE CULTO(S)

La presencia de Susan Sarandon en sábado, día de más afluencia de público y coincidiendo con la Zombie Walk dedicada a George A. Romero, han desbordado el festival. Retrasos de más de una hora en el Auditori provocaron que la proyección de The Rocky Horror Picture Show, donde se le entregaba el Premio Honorífico a la actriz, comenzara a eso de las 2:30am. Eso no impidió que la fiesta, el baile y el cachondeo se adueñaran de una sala llena hasta la bandera en el pase más loco que se haya visto en Sitges en la última década. Histórico.

Si el día terminó con la máxima expresión del cine de culto, el resto de la jornada en cambio estuvo marcada por el cine de cultos, por brujas y religiones varias. Comenzamos con Muse, la adaptación de Jaume Balagueró de la novela de Jose Carlos Somoza “La Dama número 13”. Una película donde las musas de la poesía son entes sobrenaturales de una crueldad inimaginable. A pesar de los cambios (para mal) en el argumento, Balagueró recupera sensaciones tras el tropezón de Rec 4. La idea del poder de la palabra, de versos como maldiciones, se traslada de manera notable a la pantalla, y no era tarea fácil.

Más cultos en The Ritual, otra adaptación, en este caso de la novela de Adam Nevill y dirigida por David Bruckner. Argumento bastante parecido al Proyecto de la Bruja de Blair, de un grupo de excursionistas perdidos en un bosque en el que comienzan a suceder cosas raras, símbolos paganos, alucinaciones y una presencia sobrenatural. No siendo yo muy fan de este tipo de cine, al menos evitan el found footage y la historia quiere ir un poco más allá, dando a los personajes un trasfondo necesario. No está mal.

El culto por excelencia, la religión católica, es la protagonista de El habitante, la nueva película del mexicano Guillermo Amoedo. Mezcla de No respires y El exorcista, termina cayendo en el ridículo con un giro moralmente despreciable. Mejor no decir más. Ni haberla visto.

Pero si hablamos de cultos y de cine de culto, el mejor ejemplo es Suspiria. Guillermo del Toro nos brindó la oportunidad de poder disfrutar de este clásico en su versión remasterizada 4k, en pantalla grande y con la presencia del maestro Dario Argento. Una experiencia única de inmersión en el universo de “las tres Madres” con la música de Goblin a todo volumen y los colores imposibles de la fotografía más intensos que nunca. Gracias.

Completamos la jornada con The cured (David Freyne), una película de zombies curados (género poszombie?) con Ellen Page que utiliza, una vez más, a los infectados como metáfora política y social sobre el odio humano entre iguales. Oportunísima, pone un nudo en el estómago. Ojo al premio SO Discovery.

Mañana toca descansar, pero aun así veremos la secuela Creep 2 (Patrick Brice) y la comedia alocada de monjas The little hours, con Dave Franco, Alison Brie y Aubrey Plaza en el reparto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.