#SITGES50 DÍA 1: GUILLERMO DEL TORO INAUGURA POR TODO LO ALTO

La edición número 50 del Festival de Sitges ha comenzado de forma inmejorable. Guillermo Del Toro, padrino del aniversario, ha inaugurado el certamen con The shape of water (La forma del agua), una auténtica carta de amor al género y, posiblemente, su mejor película. Rescatando en cierta manera la historia a La mujer y el monstruo de Jack Arnold (1954) y situándola en una instalación militar americana en plena Guerra Fría, el romance entre una trabajadora de la limpieza muda y un extraño anfibio encerrado en un búnker acuático es poético, atrevido y repleto de significado. El más evidente, al menos para un servidor, es que Del Toro (y todos nosotros) somos esa tímida mujer enamorada de un monstruo incomprendido como es el cine de género. ¿Había mejor forma de empezar el festival? Pues sí, llenando la alfombra roja con nombres como William Friedkin (mañana asistiremos a su rueda de prensa), Dario Argento o Jaume Balagueró. Un lujazo.

El día lo continuamos con las proyección de The endless, de los responsables de la lovecraftiana Spring (Aaron Moorhead y Justin Benson) y protagonizada por ellos mismos. Moorhead y  Benson debutaron en el largo con Resolution (2012), un puzzle de bucles y paradojas que está MUY relacionado con esta nueva obra. Casi diría que es imprescindible ver Resolution antes que The endless. Los hermanos Aaron y Justin reciben una cinta de vídeo de la secta de la que lograron escapar años atrás. Al volver, comienzan a recordar los hechos extraños que sucedían en el lugar. Rayada al cuadrado. Cuanto más avanza el metraje, más enrevesada se vuelve y, a la vez, más autorreferencial y divertida.

También tuvimos ocasión de poder ver la ganadora del SXSW, Most beautiful island, dirigida y protagonizada por la española Ana Asensio, en la que un trabajo de modelo aparentemente sencillo, aparecer y posar en una fiesta, acaba por descubrir los oscuros entresijos del sueño americano. Lo que comienza como una especie de denuncia social estira el suspense hasta volverse exasperante y culmina bastante random. Pequeña decepción.

Muertos de sueño decidimos quedarnos a Mayhem, de Joe Lynch. Pensadlo: si estás harto de tus compañeros de trabajo, ¿Qué mejor que estar encerrado con ellos 8 horas, todos infectados de un virus que hace que todos parezcáis enfarlopados, que te exime de responsabilidades? ¿Si te acaban de despedir injustamente, que le harías a tus jefes? Pues esa es la premisa, con un montón de sangre y humor adrenalítico. No tiene nivel para justificar su posición en S.O., pero en Midnight Xtreme lo hubiese petado.

Mañana, además de escuchar a Friedkin, también asistiremos a la rueda de Susan Sarandon. Además podremos catar lo nuevo de Yorgos Lanthimos (The killing of a sacred deer) y de Nicolas Cage (Mom and Dad).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.